Noticias
  • Register

            

San Miguel de Tucumán, 18 de noviembre de 2016


Un equipo de CEJA se encuentra en la ciudad de San Miguel de Tucumán, apoyando a la Comisión Especial Interpoderes para la Reforma del Código Procesal Civil y Comercial de Tucumán en su trabajo de preparación de los cambios que se impulsarán en el área no penal de la provincia. Las actividades se enmarcan en un convenio de cooperación suscrito entre dicha Comisión y el organismo internacional en octubre pasado, para trabajar una propuesta de política pública integral en materia procesal civil para la provincia.

La primera actividad fue una reunión con la Comisión Interpoderes, creado en abril pasado para trabajar en una propuesta de reforma al proceso civil y comercial. En la reunión se expuso sobre la reforma del código Civil de Ecuador y los medios alternativos de resolución de conflictos, temas estudiados por grupos de trabajo interno. Posteriormente, el Coordinador de Estudios y proyectos de CEJA, Marco Fandiño, expuso en el grupo ampliado sobre los consensos mínimos para una reforma a la justicia civil en Tucumán.

En su exposición planteó la necesidad de que la Comisión Interpoderes acuerde ciertos consensos mínimos para el diseño de una reforma al proceso civil y comercial en la provincia de Tucumán y que ellos puedan ser transformados en objetivos específicos. Fandiño propuso cuatro objetivos básicos definidos por CEJA para una reforma de este tipo: 1) mejorar el acceso a la justicia; 2) favorecer la eficiencia del sistema, lo que implica acotar la duración de los procesos; 3) mejorar la seguridad jurídica en materia civil; y 4) respeto a las exigencias del debido proceso.

Junto al establecimiento de los objetivos, Fandiño planteó a la Comisión la necesidad de que se evalúe el diseño normativo más adecuado para la provincia, considerando las ventajas y desventajas del Código General del Proceso.

Otro tema a relevar en esta discusión, dijo el representante de CEJA, es la integración de los mecanismos alternativos de resolución de conflictos, considerando la particularidad del sistema argentino, que establece que la mediación debe contar con asistencia letrada y que los mediadores deben ser abogados.

Respecto de las estructuras procesales, Fandiño señaló a la comisión que en general hay un estándar regional que debe ser evaluado, que considera tres tipos de procedimientos: 1) procedimiento de pequeñas causas (con “audiencia multipropósitos”, en la cual existe flexibilidad y se concentran la mayoría de los actos procesales y en que las partes puedan asistir auto representadas); 2) procedimiento monitorio, para favorecer la consecución de títulos ejecutivos en aquellos casos en los que no hay respuesta del deudor; y 3) procedimiento ordinario, caracterizado, por lo general, con una audiencia preliminar y otra audiencia de juicio.

Destacó Fandiño que para el diseño de una reforma es importante hacerlo desde una visión integral y sistémica, para lo cual CEJA recomienda comenzar a resolver las necesidades jurídicas en orden incremental, considerando el gasto que supone para el Estado la resolución del conflicto. Debería comenzar con información y derivación, justicia de paz; mediación; procedimientos simplificados, si es que procede; audiencia preliminar y juicio oral

Respecto de los asuntos voluntarios y sin controversia, explicó Fandiño que CEJA ha percibido en las entrevistas hechas en la provincia que existe consenso acerca de que este tipo de asuntos no contenciosos, como las inscripciones de certificados de nacimiento y defunción fuera de plazo, podrían ser resueltos por órganos de carácter administrativo y no jurisdiccional.

Identifica CEJA en Argentina la necesidad de regular las acciones de clase como mecanismos para que los consumidores puedan organizarse y presentar demandas de forma colectiva, lo que genera a juicio de los expertos, dice Fandiño, tres consecuencias positivas: favorece el acceso a la justicia de los afectados; mejora el funcionamiento del sistema judicial para que se puedan agrupar casos que delo contrario estarían siendo juzgados de forma dispersa; e influye en el comportamiento de las empresas para que adopten medidas más respetuosas con el derecho de los consumidores.

Por último, advirtió Fandiño a la Comisión Interpoderes que una vez que la metodología de trabajo cambia y se establece la oralidad, será necesario cambiar la forma de organizar el trabajo en los juzgados y tribunales, pensando en la creación de unidades destinadas al ejercicio de determinadas tareas propias de los sistemas orales, como el agendamiento y la grabación de audiencias, por ejemplo. CEJA ha documentado que dicho cambio suele generar ciertas resistencias porque vienen a modificar el comportamiento del estamento judicial, pero la experiencia acumulada y los innumerables ejemplos de Oficinas Judiciales u Oficinas de Gestión de Audiencias en la Argentina, acreditan que es una buena forma de enfrentar una reforma judicial.

Junto a la reunión con la Comisón Interpoderes, se realizó un encuentro con un grupo más reducido de ella. De manera paralela, el equipo CEJA – integrado por Marco Fandiño y los abogados investigadores Consuelo Ghisolfo, Lorena Espinosa y Gonzalo Fibla- levantó información entrevistando a actores relevantes del sistema de justicia de la provincia.

La Comisión Interpoderes está integrada por representantes de los Poderes Judicial, Ejecutivo y Legislativo de la provincia, Colegio de Abogados de Tucumán, Colegio de Abogados del Sur, Colegio de Graduados en Ciencias Económicas de Tucumán, representantes de las Universidades Nacional de Tucumán, del Norte Santo Tomás de Aquino, San Pablo-T. Preside la reunión el legislador Marcelo Caponio.

 

 

Inicio

Acerca de CEJA

Áreas de Trabajo

Capacitación

Nueva Biblioteca Virtual

Noticias

Contáctenos

Para recibir información de nuestras actividades inscribase acá

Nombre País Mail
  • Register