30 de abril de 2014

Ver el informe aquí

 

Hoy se publica el nuevo informe del Centro de Estudios de Justicia de las Américas, CEJA: “Evaluación del impacto del nuevo Modelo de Gestión Fiscal del Ministerio Público de Guatemala” que aborda los cambios organizativos llevados a cabo durante la gestión de la Fiscal General Claudia Paz y Paz.

El estudio fue realizado por Germán Garavano, consultor argentino, Fiscal General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hasta marzo de 2014 y ex Vicepresidente del Consejo Directivo del CEJA; Marco Fandiño, abogado español, coordinador del área de Gestión e Información del CEJA y Leonel González, abogado argentino e investigador del CEJA.

Para ello, el equipo de investigadores realizó visitas a las Fiscalías de Ciudad de Guatemala, Chiquimula, Chimaltenango, Mixco y Villanueva durante la primera semana de abril de 2014 y se realizaron entrevistas a actores clave del sistema judicial guatemalteco y miembros del Ministerio Público.

Destacan entre las conclusiones, el éxito del modelo de gestión implementado: aumento del número de casos ingresados (De 216.111 en 2008 a más de 300.000 en 2013); crecimiento exponencial del número de salidas alternas (De 5.800 en 2008 a 27.950 en 2013); y el aumento del número de condenas obtenidas (De 3.280 en 2009 a 7.122 en 2013). Estos tres datos apuntan directamente a que las Unidades de Atención Permanente, Decisión Temprana, Investigación y Litigio están funcionando de forma correcta y, además, están generando datos altamente positivos, concluye el informe.

En términos cualitativos, el informe destaca los éxitos logrados en la lucha contra las estructuras criminales, procesamiento por robos y violaciones; detenciones por delitos de corrupción y lavado de dinero, narcotráfico, la captura de responsables de crímenes de alto impacto, la extradición de criminales peligrosos y la apertura a juicio por genocidios.

Concluye el informe que al día de hoy, el Ministerio Público de Guatemala ha facilitado el acceso a la justicia de aquellas personas vulnerables que históricamente han estado sometidas a grandes niveles de violencia y marginación.

El informe hace una caracterización del Ministerio Público de Guatemala, mencionando aquellos acontecimientos significativos de su historia más reciente, así como las principales características del modelo de organización clásico de la institución. Profundiza además en el análisis del Modelo de Gestión Fiscal, tras dictarse el Plan Estratégico Institucional 2011-2014 del Ministerio Público de Guatemala. Finalmente, se incluye la evaluación de impacto realizada por Germán Garavano en base a cuatro variables de dimensionamiento del impacto de los datos de funcionamiento del Ministerio Público.


PRINCIPALES CONCLUSIONES

      • “La implementación gradual del Nuevo Modelo de Gestión Fiscal durante los años 2011, 2012 y 2013 tomando como base la experiencia piloto del año 2009 en Quetzaltenango ha permitido que el cambio de paradigma al que se aspira pueda ser asimilado por los operadores del sistema de justicia y por los propios fiscales y funcionarios del Ministerio Público. A pesar de ello, nos gustaría advertir que el Ministerio Público de Guatemala se encuentra en un proceso de desarrollo institucional complejo. En caso de que no se continúe avanzando con las transformaciones institucionales realizadas en el periodo 2011-2014, existe la posibilidad de que retornen las viejas prácticas inquisitivas y el funcionamiento poco transparente.
      • Tomando en consideración el riesgo descrito, consideramos que el camino a seguir más recomendable para el Ministerio Público de Guatemala es la consolidación del Nuevo Modelo de Gestión Fiscal en aquellas Fiscalías donde ya funciona y, además, debe analizarse si es recomendable reorganizar aquellas Fiscalías con un volumen de causas más pequeño donde el rendimiento de escala no sería tan beneficioso.
      • A día de hoy, se puede constatar que el Nuevo Modelo de Gestión está completamente expandido dentro del conjunto de causas que maneja el Ministerio Público. Una muestra de ello es que el número de denuncias recibidas a través del nuevo modelo, era de un 54% en 2012 y en el 2013 alcanzó un 78%.
      • La mejor muestra del éxito de este nuevo modelo son los datos de funcionamiento generados: Aumento del número de casos ingresados (De 216.111 en 2008 a más de 300.000 en 2013); el número de salidas alternas ha tenido un crecimiento exponencial (De 5.800 en 2008 a 27.950 en 2013); y, sobre todo, es necesario mencionar el aumento del número de condenas obtenidas (De 3.280 en 2009 a 7.122 en 2013). Estos tres datos apuntan directamente a que las Unidades de Atención Permanente, Decisión Temprana, Investigación y Litigio están funcionando de forma correcta y, además, están generando datos altamente positivos.
      • En términos cualitativos parece relevante mencionar los éxitos en la lucha contra estructuras criminales como la pandilla 18 y mara salvatrucha; el procesamiento de 19 personas por los robos y violaciones en la calzada Roosevelt; la detención de 27 personas por delitos de corrupción y lavado de dinero en Chinautla, San José del Golfo, Fraijanes y Villa Canales; la captura de 76 Zetas en el periodo 2011-2012; La captura de los responsables de la masacre de 27 personas en Los Cocos; la captura de 14 personas vinculadas al narcotráfico y la extradición a Estados Unidos de peligrosos criminales como Juan Ortiz, Elio Lorenzana, Byron Linares, etc…; También se pudo lograr la apertura a juicio por el delito de genocidio contra la población Ixil y por la masacre de campesinos Quichés en la embajada de España en Guatemala.
      • Los avances en la protección a víctimas ha supuesto un cambio de paradigma en el funcionamiento de las instituciones del sistema de justicia de Guatemala. A día de hoy, se puede decir que el Ministerio Público de Guatemala, ha facilitado el acceso a la justicia de aquellas personas vulnerables que históricamente han estado sometidas a grandes niveles de violencia y marginación.
      • El éxito del Ministerio Público de Guatemala, es debido al aprendizaje colectivo sobre los procesos de reforma judicial que se han realizado en América Latina. Consideramos que el trabajo realizado por el Ministerio Público de Guatemala debe ser tomado como una referencia para el resto de países de la región en la lucha contra la impunidad. No podemos olvidar que Centroamérica se encuentra en una situación de violencia extrema, donde muchos países son incapaces de enfrentar la lucha contra los grupos de delincuentes organizados.
      • El Ministerio Público de Guatemala ha adecuado su estructura funcional y de procesos de trabajo de forma acorde a las recomendaciones del Centro de Estudios de Justicia de las Américas y siguiendo a las experiencias latinoamericanas pioneras en procesos de reorganización de Ministerios Públicos. El camino que ha recorrido el Ministerio Público de Guatemala en los casi cuatro años de implementación del Modelo de Gestión Fiscal, está siendo objeto de análisis y estudio por organismos internacionales y las Fiscalías de la región debido a que constituye una experiencia positiva en la lucha eficaz contra el crimen a través de la innovación en los procesos de trabajo y en las estructuras organizativas.
      • En definitiva, el nuevo Modelo de Gestión Fiscal del Ministerio Público, implementado a través del Plan Estratégico Institucional 2011-2014 de la Dra. Claudia Paz y Paz ha mejorado notablemente la persecución criminal; se ha reducido la impunidad de los crímenes más graves; ha aumentado el nivel de transparencia y rendición de cuentas. Todos estos pasos, han contribuido al fortalecimiento del Ministerio Público como institución y al aumento de la confianza de los ciudadanos en el sistema de justicia.”