Sucre, 2 de julio de 2014

Instituciones del sistema de administración de justicia boliviano con la asistencia técnica de la cooperación internacional, llevaron a cabo los conversatorios y talleres titulados “Herramientas para la Agilización de Causas y Optimización de la Gestión Judicial”, con el objetivo de compartir herramientas para la planificación, el seguimiento, monitoreo y evaluación de modificaciones a los modelos de gestión judicial y herramientas de agilización de causas en materias penales y civiles.

Las actividades contaron con la participación de más de cuarenta autoridades y servidores de la administración de justicia y fueron facilitados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Agencia de Cooperación Española (AECID) y el Centro de Estudios de Justicia de las Américas (CEJA) a través del Proyecto “Fortalecimiento de las Capacidades de Diálogo y Coordinación para la Transformación de la Justicia en Bolivia”.

En la inauguración, el Presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Jorge von Borries, señaló la importancia de descongestionar el sistema procesal penal. La Presidenta del Consejo de la Magistratura, Cristina Mamani, coincidió en otorgar prioridad a la agilización de las causas mediante acciones inmediatas.

En la actividad participaron representantes del Tribunal Supremo de Justicia, Consejo de la Magistratura, Ministerio Público, Ministerio de Justicia, Servicio Plurinacional de Defensa Pública, Tribunal Agroambiental, Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca y Escuela de Jueces.

En los talleres se analizaron las lecciones aprendidas en los procesos de reformas a la justicia civil y penal en América Latina, así como las principales experiencias en innovación de los modelos de gestión y organización institucional.

Al término de las jornadas, los participantes elaboraron planes de trabajo para continuar la implementación del nuevo sistema de justicia civil y para la implementación de un plan piloto en Sucre, que permita la agilización, descongestionamiento y optimización de la gestión de causas penales. Este piloto servirá de base para que las instituciones del sistema de justicia penal emitan instructivos y circulares de buenas prácticas a nivel nacional y será replicado en los próximos meses en los distritos del eje central que tienen las mayores cargas procesales.