Junto al programa de capacitación, se constituyó una mesa de coordinación interinstitucional integrada por representantes de los organismos departamentales de justicia que podrá dar seguimiento al Plan Piloto de mejoramiento de la gestión de tribunales cochabambinos.

Capacitación se orientó a fortalecer conocimientos y prácticas para el buen desarrollo de un sistema de justicia oral, entendiendo que el objetivo de una buena gestión los tribunales es que la instancia final- la audiencia- pueda desarrollarse en tiempo adecuado y con información de calidad, para que jueces y juezas puedan impartir justicia de manera informada y oportuna.

 

 
Cochabamba, 5 de marzo 2018

CEJA inició la semana pasada en Cochabamba la capacitación de actores del sistema de justicia que participarán en el proyecto piloto de mejoramiento de la gestión en los tribunales de ese departamento boliviano. Las actividades previas las desarrollaron el Director de Estudios y Proyectos de CEJA, Marco Fandiño, la investigadora de CEJA; Lorena Espinosa, y la consultora argentina y Secretaria de la Escuela de Capacitación de Neuquén, Leticia Lorenzo.

Junto a la jornada de capacitación se logró constituir además una mesa de coordinación interinstitucional integrada por representantes del Tribunal Departamental, de la Fiscalía Departamental, del Consejo de la Magistratura, de la Dirección Administrativa Financiera del Órgano Judicial, de la Defensa Pública, del Colegio de Abogados, de algunas Universidades y de la Oficina de Atención a la Mujer. Esta mesa de coordinación permitirá respaldar y dar seguimiento al trabajo que se desarrolle a través del proyecto. “Las instituciones del sistema judicial en Cochabamba están demostrando que trabajando de forma coordinada se pueden mejorar los resultados que alcanza el sistema de justicia”, dijo Marco Fandiño.

El “Proyecto Piloto para modernizar la gestión judicial y fomentar la oralidad en seis juzgados de Cochabamba”, es una iniciativa de CEJA y la Fundación Construir (http://www.fundacionconstruir.org/) que busca apoyar la implementación de las reformas a la justicia civil, penal y de familia en Bolivia, a través del desarrollo de un nuevo modelo de gestión en los tribunales que permita separar las funciones administrativas de las jurisdiccionales, de manera que jueces y juezas puedan dedicar la mayor parte de su tiempo a la dictación de resoluciones que requieran de análisis jurídicos relevantes.


Explicó Marco Fanidño que Bolivia avanzó significativamente en la reforma de su normativa procesal civil y familiar con los códigos morales que implementaron la oralidad. “A pesar de ello, en Bolivia todavía persiste el modelo colonial de despacho judicial orientado a la tramitación de expedientes escritos”, agregó.


Explicó el director de Estudios y Proyectos de CEJA que el plan piloto que se implementará en dos juzgados civiles, dos juzgados penales y dos juzgados familiares de Cochabamba se caracteriza por la creación de una nueva oficina llamada "Unidad de Apoyo a la Tramitación" que tendrá a su cargo tres grandes tareas: realizar el agendamiento  de las audiencias, despachar todas aquellas resoluciones de mero trámite y ejecutar las tareas administrativas que en la actualidad realizan los juzgados.

Además, incorpora la implementación de un sistema de notificaciones electrónicas en base a un buzón judicial, en concordancia la reciente reglamentación del Tribunal Supremo de Bolivia en febrero pasado.

La capacitación de cuatro días de extensión se centró en fortalecer conocimientos y prácticas para el buen desarrollo de un sistema de justicia oral, entendiendo que el objetivo de una buena gestión de los tribunales es que la instancia final- la audiencia- pueda desarrollarse en tiempo adecuado y con información de calidad, para que los jueces y juezas puedan impartir justicia de manera informada y oportuna. 

El grupo capacitado estuvo integrado por seis jueces - dos civiles y comerciales, dos de familia y dos del fuero penal- junto a dos fiscales y dos defensores de Cochabamba, con quienes se abordaron de manera teórica y práctica, las etapas previas al desarrollo de la audiencia, como la teoría del caso, los alegatos de apertura, el examen y contra examen de testigos, la prueba material,  terminando con el alegato de clausura y una simulación de juicio oral. 

En enero pasado se había presentado en Cochabamba el diagnóstico y modelo de gestión judicial propuesto por CEJA y la Fundación Construir  en un taller de socialización en el que participaron más de 40 jueces, juezas, fiscales, defensores, organizaciones del sector justicia y operadores del sistema judicial.