4 de junio 2013.

Se dieron cita en la Facultad de Derecho UDP para instruirse sobre los criterios técnicos que implica la modernización del sistema procesal en los diferentes países del continente.

En las últimas décadas, los países latinoamericanos se han dedicado a aprobar reformas a sus procesos penales, incorporando nuevos lineamientos que contribuyan a modernizar la administración judicial y, en ese contexto de cambio, el Centro de Estudios de Justicia de las Américas (CEJA) y la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales convocaron a 20 profesionales de los diferentes países del continente al primer Diplomado Latinoamericano sobre Reforma Procesal Penal.

Dicho programa académico busca que sus egresados adquieran conocimientos y herramientas que les permitan fomentar enfoques y prácticas innovadoras para la resolución de problemas concretos en la implementación y funcionamiento de las reformas a la justicia penal en los países de América Latina, para posteriormente promover consecuentemente su desarrollo.

El decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales, Juan Enrique Vargas, explicó que “este diplomado busca darle un rango académico a una línea de capacitación que venía desarrollando el Centro de Estudios de Justicia de las Américas desde hace muchos años y que se asoció con la Facultad de Derecho para que sus programas de capacitación tuviesen el perfil académico que puede darle nuestra Facultad, particularmente en esta área que es un espacio que tradicionalmente ha sido muy fuerte y muy conocida en la región”.

Asimismo, agregó que “la ventaja de este programa es que se trata precisamente de una actividad regional que convoca a alumnos de todos los países de Latinoamérica, que están viviendo procesos de reforma a su justicia criminal muy intensos, similares al que vivió Chile y, la idea entonces, es poder potenciar y fortalecer esos procesos de reforma a partir de la experiencia acumulada en Chile y en el resto de la región”.

Según detalló el coordinador del CEJA, el académico Erick Ríos, las principales temáticas del programa tienen que ver con cuestiones de gestión de los sistemas judiciales que implican a su vez; gestión de fiscalía, gestión de defensa pública y gestión de tribunales; además de abordar algunas cuestiones que tienen que ver con el rol de los operadores: jueces, defensores, fiscales y abogados.

Por su parte, el director ejecutivo del Centro de Estudios de Justicia de las Américas Cristian Riego, enfatizó que “los participantes del diplomado se han familiarizado y han aprendido mucho sobre el método de la litigación oral, que es una cuestión que en todos los países se está actualmente implementando. Asimismo, han adquirido mucha información sobre las experiencias comparativas en los procesos de implementación en los que ellos están trabajando en sus respectivos países”.
Desde la vereda de los estudiantes, el abogado peruano Dalmiro Huachaca Sánchez, afirmó que “mi participación en este diplomado ha sido bastante satisfactoria porque la experiencia chilena y la experiencia de los profesores es enorme y, obviamente cuando uno viene de un país que está en proceso de reforma o implementación, se va contento porque se va con todo lo aprendido aquí y, obviamente la tarea que uno tiene es difundir estos conocimientos para que se perfeccione el sistema de justicia en mi país”.

En la misma línea, el jurista ecuatoriano Patricio Gaybor enfatizó que “en las clases, hemos podido intercambiar ideas, observar lo que han hecho los profesionales chilenos y, de la misma manera, hemos tenido la oportunidad de asistir a las sesiohttp://desa.cejamericas.org/administrator/index.php?option=com_content&view=article&layout=edit#nes de los diferentes entes judiciales aquí en Santiago de Chile, donde también hemos visto la parte práctica, observado y corroborado que se ha llegado a la implementación de este sistema”.

Finalmente, la abogada ecuatoriana Karla Vélez aseguró que “esta actividad ha sido muy fortificante porque realmente he obtenido conocimientos nuevos y experiencias que me ayudan a mí a ser utilizados dentro del sistema donde yo trabajo. Yo soy fiscal y las herramientas de litigación en el sistema acusatorio oral chileno es verdaderamente impresionante, entonces me han permitido afianzar esos conocimientos, que yo ya tenía, pero que acá los he reforzado”.

Fuente: www.udp.cl