México: Un Código Unificado para 32 estados

México – en palabras de su Presidente, Enrique Peña Nieto - inició una nueva etapa en su vida jurídica, al promulgar en marzo pasado el Código Nacional de Procedimientos Penales, nuevo ordenamiento único válido en todo el territorio, que sustituye a los 33 códigos federales y locales existentes en esta materia en el país. El 5 de marzo de 2014 se publica en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Código Nacional de Procedimientos Penales, que establece la instalación del nuevo sistema de justicia penal en todo el país a más tardar el 18 de junio de 2016.

Peña Nieto, durante la ceremonia de promulgación del nuevo Código, explicó que de 33 códigos que hay en el país, cada uno con distintas reglas para el desahogo de un juicio penal, ahora habrá un código único válido en todo el territorio. “De esta forma, todos los procedimientos penales se llevarán a cabo bajo las mismas reglas, fortaleciendo así la solidez de nuestro Estado de derecho”, señaló.



Esa misma reforma estableció la creación de la Secretaría Técnica del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal, SETEC, organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación (Segob), encargada de asesorar a los Estados y al Distrito Federal en las distintas aristas que implica una implementación de este tipo.

Hito fundamental en este proceso fue la reforma a la constitución nacional del el año 2008, donde se estableció que México iniciaría una reforma al sistema de justicia penal que culminaría en el año 2016 cuando en todo México exista un sistema de justicia acusatorio y adversarial, oral, abierto y sujeto al escrutinio público. Es lo que se conoce como Reforma Constitucional de Seguridad y Justicia, que implicó cambios profundos a diez artículos de la Constitución, sentando las bases para el tránsito de un modelo inquisitivo a uno acusatorio de justicia penal democrático y que esté en concordancia con estándares de derechos humanos constitucionalmente reconocidos.

Las bases fundamentales del nuevo sistema de justicia penal son:
Publicidad: todos los actos del proceso penal serán públicos y, por lo tanto, toda persona puede acceder a la sala del juzgado y presenciar el desarrollo del proceso. Sólo se limitarán excepcionalmente y de manera justificada.
Contradicción: el proceso debe ser una verdadera contienda argumentativa, en que sea refutable cualquier elemento discursivo o probatorio;
Concentración: la mayoría de los actos procesales se realizará en una sola audiencia o con la máxima economía de actuaciones procesales;
Continuidad: las diligencias judiciales no deberán ser interrumpidas antes de haberse agotado los temas examinados;
Inmediación: el juzgador debe estar continuamente presente en la audiencia y ante él personalmente habrán de exhibirse las pruebas

Con esta reforma, México se suma a los países que ya cuentan con una regulación legal adversarial de sus procedimientos penales en la región: Guatemala, 1994; Costa Rica, 1998; El Salvador, Paraguay y Venezuela, 1999; Chile, 2000; Bolivia y Ecuador, 2001; Honduras y Nicaragua, 2002; República Dominicana, 2004; Colombia,  2005; Perú, 2006; y  Panamá 2009.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar